SALUD

IDM comparte una serie de recomendaciones para las jornadas de temperaturas elevadas

En los días calurosos se presenta como fundamental tomar ciertos recuados. Por lo tanto, la Intendencia de Maldonado informa sobre los cuidados sugeridos por el Centro Coordinador Departamental de Emergencias de Maldonado.
Con el fin de evitar los casos denominados como “exceso de calor” y “golpe de calor”, es necesario poner en práctica los siguientes consejos: 

  1. Informarse sobre los pronósticos del clima y las advertencias emitidas por las autoridades competentes.
  2. Tener especial precaución con las personas más vulnerables -menores de seis años, mayores de 65, individuos que realizan tareas al aire libre o los que padecen hipertensión, diabetes u obesidad, y personas con discapacidad-.
  3. No permanecer al aire libre entre las 11 y las 18 horas.
  4. Beber líquidos en abundancia y llevar agua fresca al momento de trasladarse.
  5. Usar sombrero, ropa ligera, calzado liviano, lentes de sol con filtro y protector solar con factor 30 o más.
  6. No consumir bebidas alcohólicas o azucaradas.
  7. Evitar las comidas copiosas y calientes; en cambio, se recomienda consumir frutas y verduras en porciones pequeñas y frecuentes.
  8. Mantener los alimentos refrigerados y extremar las medidas de higiene.
  9. Ofrecer líquidos a los niños y dar pecho a demanda a lactantes.
  10. Evitar la permanencia de niños, adultos mayores y mascotas en el vehículo cuando esté estacionado.

Asimismo, hay que considerar la presencia de los siguientes síntomas al tratarse de exceso de calor: calambres; agotamiento; dolor de cabeza; náuseas y/o vómitos; deshidratación caracterizada por piel y boca secas, decaimiento, ojos hundidos y sed intensa; presión arterial baja y pulso rápido; y en el caso de los lactantes, se registra llanto sin lágrimas y fontanela -o mollera- hundida. Si es así, se deberá permanecer en un lugar fresco y sombreado, tomar una ducha o refrescarse con paños húmedos y fríos en la cabeza, cuello, axilas y región inguinal, así como ingerir líquidos fríos. Si no se experimenta una mejoría, entonces será fundamental consultar con un médico.

Para determinar si se está ante un caso de golpe de calor, se tendrán que considerar estos síntomas: temperatura corporal mayor a 40 °C; piel caliente y roja; inestabilidad al caminar; mareos; y somnolencia, confusión, delirio o convulsiones. Habrá que solicitar atención médica urgente y mientras se aguarda la asistencia: colocar a la persona en un lugar fresco y sombreado; refrescarle el cuerpo con paños húmedos y fríos; si está consciente, situarla con la cabeza más elevada que el resto del cuerpo y ofrecerle líquidos fríos; y si permanece inconsciente, sólo colocarla de costado y con las piernas flexionadas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *