DEPARTAMENTALES

Remodelación del puesto bromatológico en Ruta 9 mejorará las condiciones de funcionarios y contribuyentes

Se trata de una obra anhelada desde hace varios años que brindará mayores garantías a la tarea de control y optimizará el servicio que se le proporciona a los usuarios que abonan la tasa bromatológica. El intendente de Maldonado, Enrique Antía, encabezó la inauguración junto a autoridades y trabajadores municipales.

Los trabajos, que demandaron una inversión de aproximadamente 50 mil dólares, permitieron mejorar sustancialmente las instalaciones que se encuentran próximas a Gregorio Aznárez. Desde allí, la Intendencia y el Municipio de Solís Grande gestionan diferentes controles.

El coordinador la Dirección General de Higiene y Medio Ambiente, Carlos Medina, detalló que en ese puesto se cumplen tareas las 24 horas del día y se ejerce el papel de policía sanitaria en el ingreso al departamento mediante procedimientos efectivos.

Recordó que este lugar “se inundaba permanentemente y tenía problemas en los baños”, al tiempo que destacó que “la obra se debía concretar para generar las condiciones y garantías laborales de los funcionarios”.

Por su parte, Antía dijo que “la tasa bromatológica tiene gran importancia en el control de calidad de los alimentos que ingresan al territorio y, gracias a ese trabajo, se pueden prevenir enfermedades y problemas perjudiciales para la salud de la población y la imagen turística que tiene el departamento”.

Infraestructura

La nueva y moderna infraestructura cuenta con un sistema de videovigilancia, iluminación LED y una plataforma exclusiva para efectuar los controles, además se instalaron baños y se realizó un importante trabajo de saneamiento.

El alcalde de Solís Grande, Hernán Ciganda, resaltó que la obra fue concretada con el 90 % de mano de obra municipal, al tiempo que resaltó la belleza del entorno: se creó un jardín con especies nativas, se instaló un sistema de riego por goteo y se colocaron palmeras autóctonas de la Sierra de las Ánimas.

Anuncio

Durante el acto, las autoridades departamentales anticiparon que también se remodelará el puesto de control localizado en la Ruta 10 (Peaje Solís).

Las tareas, que comenzarán la semana que viene, también redundarán en un mejor control en el ingreso del departamento. En este punto, la obra resulta necesaria para mejorar la infraestructura y las condiciones laborales.

Medina hizo hincapié en que “el cobro de la tasa bromatológica es el cuarto ingreso de la Administración, lo que demuestra que el trabajo es importante y hay que valorarlo”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *