NACIONALES

Desde el próximo domingo 1º de diciembre, rige prohibición de encender fuego

Entre el 1° de diciembre y “la segunda quincena de abril”, se prohíbe encender fuego y realizar quemas en zonas descampadas no autorizadas de todo Uruguay. El Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) exhorta a la población a mantener limpios los predios y extremar los cuidados en el uso de la pirotecnia e insiste en que el descuido y la intencionalidad en el manejo del fuego son conductas penadas por ley.

El primer día del último mes del año, comienza a regir el decreto 436/007, que establece la prohibición de la realización de fuegos y quemas hasta abril de cada año. El organismo exhorta, además, a la población a mantener limpios los predios y a extremar el cuidado en el uso de fuegos artificiales, especialmente los niños.

En caso de realizar fogones de piso en los lugares autorizados, se extremarán los cuidados y se comprobará la total extinción del mismo antes de abandonar el lugar.

Recuerda además que en caso de percibir humo, fuego o alguna situación de riesgo se deberá notificar inmediatamente al teléfono 9.1.1.

Según la información publicada, una de las principales herramientas para la prevención de incendios forestales y de campo es el marco legal vigente. La imprudencia, el descuido y la intencionalidad al encender fuego, son conductas penadas por nuestras leyes.

En Uruguay hay básicamente cuatro normas que hacen referencia a esta temática: el artículo 206 del Código Penal, el artículo 2º de la Ley 15.896, el artículo 90 del Código Rural y el decreto 436/007.

El artículo 206 del Código Penal refiere a las sanciones y explicita que “el incendio es un delito con una carga penal de entre 12 meses de prisión y 16 años de penitenciaría”.

El artículo 2º de la Ley 15.896 también alude a las sanciones, pero desde el punto de vista económico. En ese sentido establece que “las multas se graduarán de acuerdo a su gravedad, entre 10 y 200 unidades reajustables”.

En tanto que el artículo 90 del Código Rural determina que el que hace quemazón de campos está obligado a la “reparación de todos los daños y perjuicios que ocasionare”.

El Decreto 436/007 establece tres cuestiones fundamentales: la prohibición de la realización de fuegos y quemas desde el mes de diciembre hasta el mes de abril de cada año, el mandato de mantener limpios los predios y el mandato de extremar el cuidado en el uso de fuegos artificiales.

RBC habló con el Oficial Richard Miraglia, Jefe del Destacamento de Bomberos de Piriápolis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *