LOCALES

Incidente en la rambla de Piriápolis pone en el tapete un problema viejo, que se agrava

Personas marginales se ubican en distintos lugares de la Rambla y provocan molestias a comerciantes y a sus clientes.

Ayer a las puertas de un hotel céntrico, un conocido malviviente insultaba a los pasajeros, hasta que el responsable del establecimiento salió a pedirle que se retirara del lugar. La respuesta fue un golpe de puño.

El individuo fue retenido por particulares cerca de allí y se llamó a la policía, que acudió de inmediato. Fue llevado a la seccional pero el Juez, prestamente, ordenó que lo dejaran en libertad.

El comerciante se encontraba esta mañana esperando al médico forense en Maldonado.

Este tipo de casos se repite en esa zona de Piriápolis, en la que varios comerciantes se ven afectados por personas alcoholizadas y aparentemente con problemas mentales, que recorren la vereda a los gritos, piden monedas para el vino e insultan a quien se les ocurre.

La situación se suma a la presencia de los manteros, creciente ya por estos días.

 

One Response

  1. A las autoridades hace mucho tiempo se les fue de las manos este problems.
    Vecinos, clientes y comerciantes son rehenes de estos mal vivientes que durante todo el año se encuentran en la ciudad y llegando la temporada aparecen aun mas.
    Super mercado de Av.Piria y Tucuman tambien rodeado de estos nefastos personajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *