LOCALES

Operativo Verano Azul incorpora 1.500 efectivos al plantel habitual a partir del 1.º de enero

Un nuevo operativo Verano Azul se lanzó este viernes 14 en Piriápolis, con la presencia del ministro del Interior, Eduardo Bonomi, y la ministra de Turismo, Liliam Kechichian, además de otras autoridades locales y policiales. El plantel actual que trabaja en este operativo se reforzará con 1.500 efectivos, informó Bonomi. “Cuando se hacen encuestas de satisfacción. lo que más destacan los turistas es la seguridad”, agregó.

Verano Azul es un operativo que se realiza desde hace más de 25 años durante la temporada estival y se modifica según el incremento de visitantes, informó Bonomi.

Para la temporada 2019-2020, se prevé incorporar, entre el 21 y el 31 de diciembre, 208 efectivos oficiales y 875 efectivos de escala básica y, entre el 1.º de enero y el 29 de febrero, 269 efectivos oficiales, 30 alumnos y 1.167 efectivos de escala básica.

Por su parte, Kechichian resaltó que, históricamente, en Uruguay la temporada estival atrae a cientos de miles de turistas que, a su vez, tientan a la delincuencia. Este es un fenómeno mundial y en Uruguay el Gobierno aplica el operativo Verano Azul, que se suma a las cámaras de videovigilancia instaladas en grandes áreas del país “que han dado muy buenos resultados”, agregó.

Este operativo implica la participación de varias unidades, como Bomberos, Jefaturas de Policía, Policía Nacional de Tránsito, Guardia Republicana y Unidad Aérea de la Policía Nacional, dedicadas a intensificar acciones preventivas e incrementar la capacidad de respuesta operativa durante la temporada estival.

El objetivo es apoyar con personal y medios logísticos a las Jefaturas de Policía que incrementan su trabajo por la mayor afluencia de turistas e intensificar los dispositivos de control y vigilancia del tránsito vehicular en las principales rutas que conforman el circuito turístico nacional. También se incrementan los controles en la salida e ingreso de personas y bienes en todo el país, se refuerzan los dispositivos de control, disuasión y represión al tráfico ilícito de drogas y estupefacientes y se establecen dispositivos de prevención y combate de siniestros, especialmente incendios forestales, mediante la delimitación de las zonas más propensas para la ocurrencia de estos eventos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *