Tras 25 años, cae concesión de agua en Maldonado

Tras 25 años, cae concesión de agua en Maldonado

El próximo 28 de febrero finalizará el plazo de concesión de la paradigmática licitación concedida en 1993 por la administración del entonces presidente Luis Lacalle para la explotación de los servicios de agua y saneamiento ubicados al Este del arroyo Maldonado.

El servicio es prestado por Aguas de la Costa Sociedad Anónima, una empresa que se rige por el Derecho privado y cuyo paquete accionario está en manos de la OSE y de una empresa privada manejada por dos ingenieros ex funcionarios de OSE.

Esta concesión de los servicios de agua y saneamiento incluye a los balnearios La Barra, Manantiales y José Ignacio, entre otros, en una zona que es delimitada al Oeste a partir de un kilómetro desde el trazado de la ruta 10.

El presidente del directorio de OSE, Milton Machado, dijo a El País que todavía no existe una decisión sobre la forma en que se gestionarán los servicios de agua y saneamiento a partir del próximo 1º de marzo.

“No hay decisión al respecto. Queda mucho tiempo para definir cuál es la mejor solución. Y es un tema que OSE deberá ajustarse a lo que al respecto resuelva el Poder Ejecutivo”, explicó Machado. Entre las alternativas que se manejan se encuentra que la zona pase a ser gestionada por la Unidad de Gestión Desconcentrada de OSE (UGD) de Maldonado. “De todas formas es una decisión política que deben resolver las autoridades de gobierno”, indicó Machado. El jerarca no brindó más detalles al respecto.

Lo único claro es que, por imperio de la norma constitucional aprobada en octubre de 2004 y por el cese del período de concesión, más allá que el contrato puede renovarse por otros diez años, los accionistas privados deberán retirarse del negocio.

El contrato de la concesión fue firmado el 7 de febrero de 1993 entre la administración de las Obras Sanitarias del Estado (OSE) y la firma Aguas de la Costa SA y entró en vigencia el 1º de marzo del año 1994.

El proceso de licitación fue resuelto por el directorio de OSE el 3 de junio de 1992 ante los graves problemas registrados hasta entonces en el servicio de agua y saneamiento prestados por el organismo.

Varias empresas se presentaron al llamado a licitación realizado por OSE, cuyo directorio resolvió el 11 de diciembre de 1992 adjudicar el contrato a la firma llamada entonces “Aguaclara SA”, el primer nombre de la actual concesionaria.

Empero, la adjudicación del contrato quedó en suspenso al generarse el referéndum sobre privatización de empresas públicas que sí evitó la venta de la mitad del paquete accionario de Antel pero no la concreción de esta licitación.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *