JUSTICIA

Raúl Sendic fue procesado por abuso de funciones y peculado

La jueza de Crimen Organizado de 1º Turno, Beatriz Larrieu, decidió procesar sin prisión a Raúl Sendic, ex presidente de ANCAP y ex vicepresidente de la República, por reiterados delitos de peculado en el uso de las tarjetas corporativas del ente y un delito de abuso de funciones en el negocio con Exor, empresa intermediaria para la cancelación de la deuda con la petrolera venezolana PDVSA.

A partir de diez denuncias de la oposición, el fiscal Luis Pacheco había pedido el procesamiento de Sendic por el uso de tarjetas y por los negocios con Exor y con la firma Trafigura, que lo llevaron a pedir también que se procesara al ex presidente de ANCAP José Coya, al ex vicepresidente Germán Riet y a los ex directores Juan Gómez y Juan Justo Amaro.

Por otro lado, solicitó el procesamiento del gerente de la División de Pórtland, Juan Luis Romero, por un delito de abuso de funciones en contratos firmados con Plano Verde, encargada de transportar cal para Cementos del Plata; los de Eduardo Goldsztejn, jefe de mantenimiento de la División Marítima, y Ricardo Lemes, jefe de Operaciones Marítimas, por irregularidades en la compra de un remolcador y dos barcazas a la Armada; y el del gerente de Alcoholes del Uruguay, Manuel González, por un delito de estafa en la construcción de la planta de bioetanol de Paysandú.

La jueza sólo aceptó procesar a Sendic; tuvo que dejar pendientes los casos de Riet y Gómez porque presentaron recursos de inconstitucionalidad contra el artículo que regula el abuso de funciones (y Larrieu debe esperar a que se expida la Suprema Corte de Justicia), y dictaminó que en los demás casos las conductas no reúnen “los caracteres necesarios para ser calificadas como abusos del cargo”, ni hay pruebas de que se hayan debido a “móviles espurios o contrarios al interés público”.

Pacheco dijo a la diaria que le “sorprendió” el fallo, porque su pedido de procesamientos fue “debidamente argumentado”. Señaló que “obviamente una posibilidad sería apelar”, y dispone de cinco días para decidir si lo hará.

Fundamentos
La empresa Exor diseñó un plan financiero para pagar la deuda que ANCAP tenía con PDVSA, pero al poco tiempo la petrolera venezolana decidió que Bandes se encargara del asunto, y esto derivó en un juicio de Exor contra ANCAP por “daños y perjuicios”. Larrieu destacó que Sendic dio lugar a la participación a Exor en las negociaciones con PDVSA después de participar personalmente en todas las gestiones y reuniones correspondientes, sin notificar al directorio ni consultar al departamento jurídico. Por lo tanto, concluyó en que el entonces presidente de ANCAP “realizó actos arbitrarios en abuso de su cargo, al exceder el ámbito de su competencia y violentar las formalidades que impone la normativa para su actuación”, exponiendo a la empresa a “acciones indemnizatorias, que a la fecha aún no se han laudado”. Por otro lado, Sendic gastó con su tarjeta corporativa 550.000 pesos y 38.000 dólares en hoteles, restaurantes, combustibles, tiendas de ropa, freeshops, supermercados, joyerías y librerías. Según la información que proporcionó ANCAP a la Justicia, el entonces jerarca tan sólo devolvió 130 dólares. La jueza coincidió con la fiscalía en que algunos de los gastos no respondieron “a motivos funcionales” del cargo que ocupaba, y en su fallo afirma que “Raúl Sendic, en su calidad de presidente de ANCAP, hizo un uso indebido del dinero del ente estatal –a través de la tarjeta corporativa–, apropiándose de importantes sumas, que empleó en gastos personales”.

Fuente: La Diaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *