Interior firmó con ASSE convenio que permite a privados de libertad realizar trabajos en centros de salud

Piriápolis
Maldonado

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, firmó este domingo 11 con la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) un convenio por el cual personas privadas de libertad podrán cumplir penas trabajando en centros de salud. “Estamos tratando de que las opciones laborales estén en todos los ámbitos posibles”, dijo tras las ocho audiencias mantenidas en la zona de Casavalle, en Montevideo.

Bonomi dijo que en esta jornada el Ministerio del Interior firmó un convenio con ASSE para que personas privadas de libertad puedan cumplir penas en centros de salud.

Explicó que quienes deban cumlir penas alternativas lo podrán hacer trabajando en centros de salud, situación que calificó como positiva para los privados de libertad y para quienes necesitan los trabajos que serán realizados.

"Estamos tratando de que las opciones laborales existan en todos los ámbitos posibles como cumplimiento de penas alternativas o como forma de tarea tendiente a la rehabilitación", sostuvo. Bonomi dijo que el ministerio quiere extender estas opciones, en este caso, a penas alternativas. Afirmó que el perfil de quienes cumplen penas alternativas depende de lo que resuelva el Poder Judicial en cada caso.

Explicó que, cuando se presentó al Parlamento el proyecto sobre las dificultades para salir con libertad anticipada o condicional de personas reincidentes, situación a la que se hacia referencia en una parte de la ley; y en el caso de los primarios absolutos, se planteaba la posibilidad de que cumplieran penas alternativas; y otras opciones las resuelvan los jueces.

El funcionario participó, este domingo, en ocho reuniones con vecinos de Casavalle, quienes le plantearon problemas de seguridad en una cooperativa, solicitaron la instalación de una oficina de tramitación de cédulas de identidad en la terminal Belloni; y pidieron información sobre el servicio del Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO), al que consideraron un apoyo importante para los vecinos de la zona, especialmente para los centros de enseñanza.

Los vecinos también solicitaron cámaras de vigilancia de seguridad; participación del PADO para toda la zona; patrullaje, controles y coordinación con el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente sobre casas deshabitadas o asentamientos y mejora de atención en casos de violencia doméstica.